Hoy les quiero compartir la mejor rutina que he descubierto para cuidar mi piel, mantenerla tersa e hidratada. No sé si a ti te pase como a mí me pasaba que aunque sentía que estaba teniendo un buen cuidado de mi piel, aplicándome crema todas las noches y desmaquillándome,  aún así a veces mi piel amanecía muy seca o saliendo de bañarme se sentía tirante, y durante el día la zona T la tenía muy grasosa y el resto de la piel escamosa. Simplemente no tenía buenos resultados. Llegué a culpar a las hormonas, al clima, la contaminación, y claro que todo esto tiene que ver, pero cuando descubrí los errores que estaba cometiendo en mi rutina de cuidado cambió completamente el estado de mi piel.

Les compartiré la rutina con los productos y los pasos que debes seguir para mantener tu piel bonita e hidratada.

Paso 1. Limpieza.

Para poder hidratar la piel primero debe estar limpia. Ya sea que uses maquillaje o no, es indispensable limpiar la piel, ya que durante el día se va acumulando polvo, sudor, grasita y particulas contaminantes en nuestra piel. Si omitimos la parte de la limpieza a corto y mediano plazo vamos a empezar a ver como nuestra piel se reseca, genera exceso de grasa y comienza a arrugarse a temprana edad. Esto sucede porque la piel es una esponja que absorbe todo lo que se deposita en la capa externa, y si no quitamos los residuos contaminantes aparte de falta de oxigenación estará recibiendo pura “comida chatarra”. Los productos  de limpieza facial y el orden ideal para utilizarlos son los siguientes:

  1. Desmaquillante para ojos y labios.  Si el rímel o labial que utilizas es contra agua el desmaquillante debe contener aceite para disolver y eliminar al 100% el maquillaje. Si los productos cosméticos que utilizas son a base de agua el desmaquillante puede serlo también. Algunas sugerencias para este desmaquillante son las siguientes:
  2. Aceite natural de almendras, coco, ricino o el de tu preferencia.
  3. Desmaquillante bifásico
    1. Leche / Crema limpiadora. Te servirá para limpiar la suciedad y/o base de maquillaje del resto del rostro.
    1. Jabón facial. Aquí puedes escoger el que se acomode más a tu piel. Para encontrarlo muchas veces debes probar diferentes presentaciones (líquido, gel, en barra, etc.) y marcas (comerciales, orgánicas, dermatológicas, etc.) hasta encontrar el que le siente mejor a tu piel.
    1. Exfoliante facial. La exfoliación debe realizarse una o dos veces por semana máximo, para eliminar la piel muerta y limpiar con mayor profundidad los poros. Lo ideal es hacerlo después de desmaquillar el rostro.

Paso 2. Hidratación.

Aquí viene lo que cambió en mi rutina de hidratación y que generó mucha mejoría en mi rostro. Normalmente yo aplicaba la crema justo después de haberme limpiado, y sentía que con eso era suficiente pero me estaba saltando pasos básicos. Los productos para hidratar la piel se deben poner primero los más líquidos y después los más espesos, de hacerlo al revés no logramos que se absorban todos y no sacamos los beneficios completos de cada producto. Te enlistaré en orden cómo se deben aplicar para sacarles el mayor provecho.

  1. Loción refrescante/clarificante. Lo ideal es rociarla como spray sobre el      rostro y cuello o aplicarla con una mascarilla de loción para lograr una hidratación más profunda. Y lo importante de la loción es que no contenga alcohol, ya que reseca la piel. Algunas sugerencias de lociones naturales son:

Agua de rosas, agua de benjui, agua de romero, etc.

2. Sérum. Este es el producto que muchos de nosotros omitimos y que es fundamental para una buena hidratación. Puede ser en presentación aceitosa o más como gel, se trata de que encuentres el que le siente mejor a tu piel. Y al aplicarlo poner unas gotas sobre el rostro y después dar un ligero masaje al rostro para que se facilite la absorción. Hay muchas opciones diferentes de serum de acuerdo a tus necesidades: hay con ácido hialurónico, vitamina C, efecto lifitng, para piel sensible, etc.

3. Crema facial. La crema es el paso final en la hidratación porque al ser el producto más espeso funcionará como una tapadera o sellador de los nutrientes del sérum y ayudará a que se mantengan en la piel y sean absorbidos los productos anteriores. Al igual que con los demás pasos es importante que pruebes diferentes marcas y presentaciones hasta que encuentres la que le queda a tu piel.

4. Filtro / Pantalla solar.  En el día la crema se puede sustituir con el filtro solar o se puede aplicar después de la crema. Lo importante es siempre utilizarlo durante el día y encontrar uno que no deje una sensación grasosa sobre la piel.

Aunque de inicio puede que no se sienta como una rutina corta verás que si te apegas a ella lograrás hacerla de forma automática después de un tiempo y lo más importante lograrás resultados increíbles en tu piel. Te lo garantizo porque yo misma los he experimentado y estoy fascinada con ellos. Pruébalo y me dices cómo te fue.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *